Exel Eventos | ¿Fotógrafo de bodas o un amigo de un amigo?

¿Fotógrafo de bodas o un amigo de un amigo?

El Bilbo DJ no lo dudamos: contar con un buen profesional es vital para capturar la esencia del enlace

El álbum de fotos de una boda debe condensar toda la esencia de este día para acabar convirtiéndose, con el paso de los años, en una auténtica reliquia. Y lograr esto no es fácil; más bien al contrario, capturar la energía natural de las personas es enormemente complicado y requiere de mucha experiencia y de una depurada técnica.

Sirva el párrafo anterior para defender la importancia que, a nuestro juicio, tiene contar con un buen fotógrafo de bodas para uno de los días más importantes en la vida de las personas.

Últimamente se escucha mucho eso de que para qué contratar a un buen fotógrafo para la boda, puesto que el amigo de un amigo que acudirá al enlace es aficionado a la fotografía y puede hacer las veces de camarógrafo. Además, se añade, dado que casi todo el mundo cuenta ya con teléfonos de última generación que hacen fotos maravillosas, juntando todas estas imágenes de los invitados y las que hará el amigo del amigo se obtendrá un fantástico álbum; y además se ahorrará dinero.

Error.

En la inmensa mayoría de los casos (por no decir en todos) los resultados son decepcionantes. Como ya hemos dicho, no es fácil lograr buenas fotos. Están las tomas típicas, sí, pero también las fotos que recogen esos momentos inesperados. Y suelen ser estas últimas las que acaban gustando más.

Capturar esos instantes mágicos requiere de mucha sabiduría y experiencia. Insistimos: no es sencillo lograr que las personas queden retratadas como realmente son. Fotos naturales que perdurarán en el tiempo, el mejor recuerdo de ese día especial.

Un buen profesional sabrá pasar desapercibido cuando no quiere que le vean. Y sabrá asimismo lograr que aquellas personas a las que va a retratar se relajen y se sientan bien, cómodas, para que, de este modo, sean ellas mismas. No suele fallar: un buen fotógrafo es, por lo general, un buen ‘psicólogo’. Y no hay que olvidar los aspectos técnicos: captar la mejor luz, decantarse por el blanco y negro o el color…

Pero ¿cómo dar con el profesional adecuado? Nuestro consejo es que revises los trabajos anteriores de tus posibles candidatos y que busques en ellos fotos que te hagan sentir cosas, conexiones emocionales. Si te imaginas así en tus fotos, habrás dado con el profesional adecuado.

Eso sí, preocúpate de dejar bien claro qué está incluido en sus servicios y la hora hasta la que se quedará, para no llevarte luego sorpresas desagradables.